DEFINICIÓN DE SOCIAL MEDIA MARKETING

El Social Media Marketing (SMM) es una variante del marketing digital. Se basa en la web 2.0. o web social (es la evolución de la estática web 1.0 más parecida a directorios que otra cosa). En la web social lo principal es compartir la información. Su diseño está basado en facilitar la colaboración del contenido generado por los usuarios. Así, es posible conseguir conocimiento e inteligencia colaborativa por parte de aquellos usuarios que participan en esta web. El canal por el que se logra son las redes sociales.

EFERSAL, Comunicación Digital
EFERSAL, Comunicación Digital

OBJETIVO DE LAS REDES SOCIALES SEGÚN SOCIAL MEDIA MARKETING

Podríamos realizar una afirmación lógica: si utilizamos las redes sociales para llevar a cabo estrategias de marketing entonces, los mercados son conversaciones (Cluetrain et al, 1999). Esta afirmación lógica de Cluetrain es el principio en el que se basa su desarrollo posterior. Como así se ha demostrado. En el mundo digital hay que transformar las practicas tradicionales de los negocios basadas en un discurso unilateral hacia una conversación participativa en la que se ha de involucrar al cliente. Es decir, crear comunidad. El usuario ha de ser un sujeto activo y no pasivo que participe, para el que se genere confianza y fidelización.

 LAS REDES SOCIALES COMO CANALES DE COMUNICACIÓN

Las herramientas de las que disponen las redes sociales son los canales por los que se ha de crear la comunidad que genere conversaciones participativas. No se trata de generar el mayor número de “me gusta”, eso no es tan relevante. Es una simplificación de la cuestión. Cualquiera puede conseguirlo, los me gusta no generan ventas, ni confianza. Es necesario crear estrategias por un profesional con objetivos medibles y alcanzables. Como por ejemplo generar una reputación online, conseguir un posicionamiento de marca, aumentar la influencia, etc.

HAY QUE MARCAR UNA ESTRATEGIA

La estrategia de marketing en redes sociales es imprescindible. Consiste en realizar publicaciones con un objetivo claro, que estén programados según circunstancias establecidas previamente y según nuestro público objetivo.

Para poder ver el resultado de todo lo que hemos planteado es necesario e imprescindible medir los resultados. Si los resultados no se adecúan a nuestro planteamiento entonces deberemos rectificar. Rectificar una estrategia es de lo más normal, puesto que poco a poco iremos afinando y nunca dejaremos de tener necesidad de replantearnos nuestra estrategia. Pues los objetivos irán cambiando.

Las variables más relevantes a tener en cuenta son, el tráfico generado a nuestros perfiles en redes sociales, el número de seguidores realmente interesados que aporten valor a nuestra empresa y sobre todo la variable más interesante es la del nivel de interacción conseguido. Todo esto nos dará indicadores objetivos con los que continuar en nuestra estrategia.

 

¿QUÉ NOS APORTA EL SOCIAL MEDIA MARKETING?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *